jueves, 2 de noviembre de 2017

Trastornos circulatorios e insuficiencia venosa.

En este vídeo hablamos de una patología que padece, sin saberlo, un porcentaje considerable de la población general, y normalmente estas personas sólo acuden al médico y reciben el diagnóstico y tratamiento cuando presentan varices propiamente dichas.

Sin embargo, dichas varices no son una enfermedad por sí mismas: sólo son uno de los síntomas y signos del síndrome de la insuficiencia periférica, y antes de aparecer, es habitual que el paciente venga experimentando otros síntomas: hormigueos en las piernas al final del día, edema en las piernas (marca del calcetín) a las pocas horas de estar de pie, dolor en las plantas de los pies al permanecer de pie estático...).

Son fáciles de identificar, y si se tratan a tiempo se puede lograr una notoria mejoría en la calidad de vida. Si cree que puede padecerla, consulte con su médico de familia o su cirujano vascular.




No hay comentarios:

Publicar un comentario